Sábado, 25 de Febrero de 2017 | ISSN 0719-241X

Enviar un mensaje al Editor

Cargas de importación en el Bío-Bío: tan lejos, tan cerca

Nombre
e-mail
País
Mensaje

Cargas de importación en el Bío-Bío: tan lejos, tan cerca

Actores portuarios quieren revertir histórico desbalance con exportaciones
Edición del 09 de Enero de 2017

La vocación histórica exportadora de la región del Bío-Bío en materia marítimo portuaria es un rompecabezas comercial para los operadores de la zona. Acostumbrados a entregar un servicio competitivo en materia de embarque de productos (forestal, celulosa, salmón, fruta), hoy buscan cómo diferenciarse para captar ese esquivo mundo de las importaciones.

Si bien durante el año 2016 el índice de carga desembarcada en la región ha mejorado por el comportamiento de los graneles sólidos (carbón en muelles privados para termoeléctricas), la regularidad en los puertos multipropósitos del Bío-Bío es concentrar aproximadamente un 85% en exportaciones y un 15% en importaciones.

Eduardo González, gerente general de San Vicente Terminal Internacional (SVTI), explica que cerca del 30% del retail se consume desde Talca al sur, pero esos productos son desembarcados en los puertos en la zona central y luego son enviados a los centros de distribución de Santiago. Por lo tanto, el esfuerzo de los operadores portuarios es seducir a las grandes cadenas detallistas para que modifiquen su logística.

“Mil dólares de ahorro por contenedor”, esa es la cifra que entrega González respecto al beneficio para el importador. Hoy se paga el mismo flete naviero dese oriente hasta la zona central o el Bío-Bío. El extra costo es el transporte por tierra, de Valparaíso/San Antonio a Santiago y de Santiago a Concepción, estimado en cerca de US$ 1.000.

Si el box se desembarca en San Vicente, Lirquén o Coronel, el costo naviero se mantiene igual, pero la logística por tierra se reduce al tramo puerto-Concepción.

“Ya hemos tenidos conversaciones con los grandes importadores de Chile. Estamos llanos a entregar todas las facilidades. Hoy el contenedor se descarga vacío. El desafío es que se descargue lleno, luego tomarlo y despacharlo a los clientes”, declara González.

“Mover aire”

Javier Anwandter, gerente general de Puerto Coronel, confiesa que a los terminales de la región “se nos va energía en mover aire” y tampoco le conviene a la naviera. Que el desafío actual es hacer frente común como sector portuario para cambiar un desbalance histórico. ¿Cómo? Que importadores y centros de distribución se instalan en el Bío-Bío y suministren a la macrozona desde el Maule a los Lagos.

“Hay que derribar mitos respecto a cómo se distribuye la carga de importación en Chile. La logística está diseñada para que recalen por la zona central. Si se instalarán acá y abastecieran la zona sur, perfectamente se podrían  recibir ese tipo de carga por acá. Pero las grandes cadenas tienen sus centros de distribución en Santiago. Mientras no vean la posibilidad de generar economías, ellos no cambiarán su configuración”, advierte el CEO de Coronel.

Los automóviles

Al hablar de carga de importación siempre surgen los vehículos. La figura es similar a lo que ocurre con las mercancías para el retail. Pero es más complejo por la naturaleza atomizada de la industria, con numerosos concesionarios automotrices.

Mientras en San Vicente declara que su foco no son los automóviles, tanto en Lirquén como en Coronel señalan que sí están interesados y cuentan con la infraestructura necesaria.

Juan Arancibia, gerente general Puerto Lirquén, comenta que el desbalance con las importaciones es un problema del mercado de contenedores de la región. “Todos estamos esperando que en algún momento empiece a llegar la carga del retail. Y también los autos. A nosotros nos interesan. Tenemos una amplia zona disponible para su desarrollo”.

En el caso de Coronel explican que si una distribuidora modifica su logística de distribución y desembarca en el Bío-Bío, todos los operadores de la región tienen las posibilidades de entregar el servicio por su buena capacidad de almacenaje.

Cambiar los procesos

Desde la autoridad portuaria comentan que sí les preocupa el desbalance con los desembarcos. Su gerente general, Rodrigo Monsalve, señaló a MundoMarítimo que el tema lo levantaron en la Comunidad Logística por vía de los procesos. “El tema comercial de captar la carga es un asunto del operador del puerto, en el cual obviamente los vamos a acompañar. Paralelo a eso debemos pensar en las importaciones y los procesos de vuelta. Modificar algunas conductas. Un ejemplo es que el orden de la cadena logística cambia completamente”.

Monsalve explica que durante el 2017 concentrarán el trabajo en perfeccionar los procesos y las coordinaciones con los servicios públicos para cuando se produzcan operaciones de importación, algunas eventuales (por problemas en la zona central) y las otras por el trabajo sostenido que hacen los operadores.

Respecto a cómo atraer a los importadores, el ejecutivo de la empresa estatal expresa que “los actores privados actúan en función del costo beneficio. Cuando seamos capaces de generar una oferta portuaria logística regional que aumente los beneficios a los agentes importadores, ellos van a preferir nuestros puertos.”

Entre los operadores y actores de la industria en el Bío-Bío existe pleno consenso respecto a la deuda pendiente en materia comercial. Pero la oferta para que los importadores opten por cambiar su logística y desembarcar en la región no sólo depende de lo portuario, sino de una sinergia público-privada que también avance en aspectos estructurales como fortalecer la infraestructura vial y ferroviaria.

Por MundoMaritimo


Agenda
12Marzo
Panama Maritime XIII
World & Conference Exhibition
Mas Eventos

Directorio de Empresas
Registre su Empresa