Miércoles, 01 de Octubre de 2014 | ISSN 0719-241X

Gigantesco yacimiento de gas natural en Chile

Se ubica a 50 kilómetros de la costa del Pacífico chileno que abarca desde Valparaíso hasta la altura de Puerto Montt
Edición del 10 de Marzo de 2003

Un enorme yacimiento de gas natural a sólo 50 kilómetros de la costa del Pacífico chileno que abarca desde Valparaíso hasta la altura de Puerto Montt, podría abastecer a todo el país por más de 15 años, siempre y cuando se cuente con la tecnología o las empresas interesadas en explotarlo comercialmente.

La existencia de este yacimiento fue confirmada por una investigación de la Universidad Católica de Valparaíso, la Universidad de Chile y el Servicio Hidrográfico y Oceánico de la Armada, Shoa. Estas entidades con expertos extranjeros iniciarán un segundo crucero de investigación, para acotar los alcances del descubrimiento, este martes desde Valparaíso.

El yacimiento que tendría alrededor de 7.500 kilómetros cuadrados fue identificado hace algunos años, pero verificado en terreno por una investigación que llevan adelante estas tres entidades en octubre del 2002, cuando realizaron el primer crucero científico que abarcó desde Valparaíso a Puerto Montt. El jefe del proyecto -financiado por Fondeff- "Hidratos de gas submarino: una nueva fuente de energía para el siglo XXI", el oceanógrafo de la Universidad Católica de Valparaíso, Esteban Morales Gamboa explicó que en esa oportunidad constataron la existencia del yacimiento hasta la capital de la Región de Los Lagos, pero él supone que se extendería incluso hasta la isla de Chiloé, en forma de "manchones" de hidratos de metano (un gas natural).

Los yacimientos explotados actualmente y desde donde Chile importa gas son los que están en superficies o de muy fácil acceso, ya que al menos no están bajo el mar. Sin embargo, esta supuesta valla está zanjada ya por la tecnología, aunque a un alto costo.

La prospección del buque "Vidal Gormaz", de la Armada de Chile durará 20 días, partiendo desde Valparaíso el martes, para llegar en 13 días a Talcahuano, donde desembarcará una parte del equipo y subirán los 5 expertos de la Oficina de Investigaciones Navales de los Estados Unidos. Desde ahí se vuelve a Valparaíso haciendo nuevas observaciones. El procesamiento de la información recolectada puede durar varios meses e incluso años; lo que se realizará en Chile y el extranjero.

A 50 Kilómetros

El oceanógrafo explicó que hasta ahora saben los lugares en que se encuentra, pero necesitan precisar esos antecedentes para especificar los puntos exactos y las cantidades en que se encuentra el gas, para lo que -por cierto- deberán utilizar equipamiento de última generación que traen los científicos de Canadá, Alemania y Estados Unidos. Todo esto es financiado por Fondeff, lo que ha significado una inversión cercana al millón de dólares.

Esteban Morales explicó que los yacimientos se encuentran a 800 metros de la superficie del mar y debajo de eso, bajo el fondo marino, a otros 500 metros. Sin embargo la profundidad no es un problema, ya que la tecnología actual, a un alto costo, permite la explotación de estos yacimientos.

Específicamente el descubrimiento del gas identificó el combustible a unas 20 millas de la costa chilena (50 kilómetros) desde Valparaíso al sur e incluso hasta más allá de Chiloé. Se cree que existe en todo el margen pacífico chileno, aunque no se ha trabajado en el norte del país. Hasta ahora desde la Quinta Región a Puerto Montt, está absolutamente comprobado.

Algunas de los sectores, al parecer, eso lo comprobará fehacientemente el crucero científico, tendrían una extensión de 250 kilómetros de largo y 30 kilómetros de ancho al norte de Concepción, pero también abarcarían una superficie de 7.500 kilómetros cuadrados.

En varias partes del mundo existen yacimientos de este tipo, pero en este caso lo interesante es que se trata de la única investigación al respecto en América Latina. Chile está reconociendo un patrimonio que hasta ahora no se manejaba como reserva y que podría facilitar -tal como están las cosas en cuanto a combustibles se refiere- el abastecimiento interno al punto que no se dependiera de los vaivenes internacionales como el que está pasando el mundo actualmente por la amenaza estadounidense de una guerra contra Irak. En la actualidad Chile importa el 90% del petróleo que utiliza, por lo que "cualquier recurso energético propio tendrá una importancia estratégica natural para el país", dijo Morales.

Hasta ahora, agrega Morales, el tema de las reservas energéticas no había sido abordado cabalmente, porque no había una necesidad imperiosa; sin embargo ahora la demanda de petróleo, las condiciones políticas generan una preocupación distinta y "los países están obligados a buscar otras cosas, a nosotros nos interesa desde el punto de vista político, (ya que) el país quedaría con energía propia y obviamente con todo lo que está pasando en el mundo, el precio del petróleo, es cada vez más urgente buscar recursos que nos permitan solucionar el problema que tenemos".

Hidrato de Metano

El mismo especialista explica que no se encuentra de la misma manera que el gas que actualmente llega a Chile, porque no está solamente enterrado, sino que hay que extraerlo de manera diferente, porque tiene forma de hielo. Pero al igual que todo recurso energético, es producido por la naturaleza (por eso gas natural), por bacterias.

El yacimiento contiene hidratos de metano, que es una forma de encontrar el gas natural. Una vez extraído desde el fondo marino es gas como cualquiera que se usa para las industrias, casas, calefacción, etc.

Uno de los peligros que representa esta forma de gas natural es lo que se conoce como "triángulo de las Bermudas", porque -según Esteban Morales- al parecer grandes escapes de la energía al interior de estos depósitos son responsables del hundimiento de algunos buques, de acuerdo a referencias bibliográficas. Estos escapes pueden producirse, por ejemplo, cuando un terremoto libera energía en el fondo marino donde están los yacimientos.

La reserva encontrada, según el mismo Esteban Morales, serviría "para abastecer a todo Chile por muchos años", ya que se trata -de acuerdo a las primeras prospecciones- de varias órdenes de magnitud respecto de lo que el país consume al año, considerando además que el consumo del país no es tan grande.

Por ello es que la importancia del proyecto también radica en su eventual posterior explotación del gas, cuestión que queda en manos del Estado -ya no del proyecto-, propietario del yacimiento.

Origen bacteriano

Se estima que las reservas de metano se acumulan en el fondo oceánico en forma de una mezcla helada de cristales de metano y agua, denominada hidrato de metano, y que doblan a las del resto de otros combustibles fósiles (petróleo o carbón, por ejemplo). Sin embargo podría provocar problemas medioambientales, ya que si llega intacto a la atmósfera, este gas provoca un efecto invernadero treinta veces superior al del dióxido de carbono y es susceptible de contribuir al recalentamiento del clima terrestre. (www.bornet.es)

El hidrato de metano es una combinación cristalina de gas natural y agua, contenida en un elemento que parece hielo pero que arde con facilidad.

El metano de la mayoría de los depósitos viene originalmente de una bacteria que vive debajo del suelo marino. Al consumir los residuos de plantas y animales del sedimento, las bacterias excretan metano y cuando las condiciones son frías y la temperatura alta, el gas bacteriano queda atrapado dentro de los hidratos.

Gas de Pantano

De acuerdo con las primeras estimaciones, el hidrato de metano alojado solamente en las aguas de Estados Unidos contiene alrededor de 200 trillones de pies cúbicos de gas natural, lo que resultaría suficiente para cubrir todas las necesidades de energía de esa nación por más de 2 mil años, tomando como referencia los índices de uso actual. (www.jornada.unam.mx)

Antes de 1970 nadie sabía que el metano hidrato existía debajo del mar. En la década del 60 los científicos descubrieron que el hidrato podría también formarse en medio ambientes naturales. Encontraron los primeros depósitos naturales en la región de Siberia y en América del Norte, donde la sustancia era conocida como gas del pantano. En los 70 los geofísicos George Bryan y John Ewing, del Observatorio Lamont -Doherty de la Universidad de Columbia (Estados Unidos), encontraron que el metano hidrato también se ocultaba debajo de la flora marina.

Fuente: El Llanquihue

Share |

Ir a Archivo de Noticias


Agenda
15Octubre
7° Version Diplomado Internacional de Seguro del Transporte Marítimo y Riesgos Portuarios
Organizado por la Escuela de Seguros de Chile
Mas Eventos

Directorio de Empresas
Registre su Empresa